PDF pageEmail pagePrint page

EL AMOR Y SUS CONSECUENCIAS

El amor ha sido una palabra muy usada desde hace milenios, ya que los sentimientos y emociones acompañan al ser humano, aunque éste sea muy primitivo. Puede sentir el amor, el afecto, etc., de forma rudimentaria, pero la ha sentido en todos los tiempos.

Pero, ¿Qué es el amor? ¿Es bueno o es malo el amor?

Hay muchas formas de amar y no todas son buenas. Podríamos citar qué es el amor bueno y qué es el amor malo: “aunque amor malo no existe”, sino una forma de enfocar negativamente un sentimiento bueno.

El amor bueno es cuando cuidamos y educamos a nuestros hijos, sabiendo que es un tesoro divino; cuando les enseñamos a ser libres y a no tener miedos. Cuando les respetamos como personas y espíritus individuales que son. Cuando les observamos, pero no le vigilamos. Cuando les enseñamos respeto, viendo en nosotros el primer ejemplo.

El amor malo es cuando olvidamos que nuestros hijos no son una posesión exclusiva nuestra. Es malo cuando les sobreprotegemos o descuidamos su educación y no les enseñamos valores morales. Es el amor malo, cuando compramos el cariño de nuestros hijos, dándoles todos los caprichos que ellos piden o exigen. Cuando les consentimos actitudes negativas, viendo que son una copia de nuestras propias actitudes.

El amor bueno con nuestra pareja es aprender a conocerle/a y de esa forma respetar sus defectos, manías, gustos etc. Es bueno cuando le aceptamos tal como es. Cuando respetamos todos los demás aspectos, además del sentimental. Cuando conseguimos ser amigos, compañeros de camino y pareja, sin chantajes emocionales, con la buena intención de perdonarle y comprenderle, mirándonos hacia dentro nosotros mismos. Es decirle de vez en cuando… ¡Te quiero, te quiero por lo que eres!

El amor malo hacia nuestra pareja son los celos, la posesión, el miedo a estar solo/a, y por esa razón somos capaces de dejarnos manipular, maltratar o humillar, sin querer reconocer que nuestros miedos nos dominan. El amor malo es el que amenaza, el que domina, el que siempre espera recibir, sin dar; el que se impone. El amor malo entre una pareja es la manía de querer cambiar siempre a nuestra pareja; dentro de nosotros/as, decimos: bueno, ahora es así, pero cuando vivamos juntos, yo le haré ¡cambiar¡ ¡Mentira! Nos estamos engañando al no querer ver tal como es nuestra pareja, y él o ella, no va a cambiar porque le presionemos, a veces, es peor, por el orgullo que nos esclaviza.

El amor bueno es aquel que sin palabras hace. Y el que lo hace es porque lo siente, porque su filosofía de vida o religión le ha enseñado a amar de forma incondicional. Porque tenemos que comprende que todos tenemos defectos, grandes miedos, grande complejos o traumas; vivimos a la defensiva, esquivando golpes muchas veces imaginarios, pero el buen

amor se reconoce cuando nos calma, nos consuela, cuando no nos exige nada que no podamos hacer, cuando privándonos de algo, nos sentimos bien y contentos. Cuando viendo sonreír a una persona enferma, aprendemos una gran lección: a reír nosotros también cuando nos lleguen los momentos difíciles, si es que llegan.

El amor malo hacia nuestros semejantes se llama EGOÍSMO y ORGULLO. Cuando, siendo espíritas que, supuestamente, sabemos más de “amor”, “caridad” y “comprensión”, decimos que nos tenemos que amar y perdonar, de boca para fuera. Cuando no somos capaces de privarnos de alguna cosa y poder así apadrinar a un niño necesitado, o hacer cualquier otra cosa buena que suponga esfuerzo o voluntad; pero, eso sí, seguiremos hablando de amor. De haz lo que yo digo y no lo que yo hago. Porque el ser humano es un gran estratega; ¡habla mucho y hace poco!

El amor bueno de un amigo o amiga, es aquel que, sabiendo como somos de imperfectos, nos acepta sin más. Aquel que cuando ve que vamos a cometer un error nos previene con cariño, sin ninguna actitud de superioridad. El amor bueno es cuando puedes abrirle el corazón a tu amigo o amiga, sabiendo que te oirá, te entenderá, pero nunca te va a decir lo que tú quieres escuchar, sino aquello que él o ella piensa que tú necesitas. El amor bueno entre amigos es dar sin esperar nada a cambio, por el placer de dar o compartir.

El amor malo entre amigos es aquel que te exige, el que te presiona para que seas como ellos quieren que seamos, sin aceptarnos tal como somos. El amor malo de un amigo o amiga, es el que hiere cuando no tolera ni consuela; cuando, sabiendo lo mal que lo puedas estar pasando, es incapaz de pronunciar una palabra afectuosa, cuando nuestra viga nos impide ver la paja en el ojo ajeno.

El amor malo hacia nosotros es cuando no respetamos el cuerpo que Dios nos ha prestado, y lo envenenamos con el tabaco y, peor aun, cuando sabiendo que es un suicidio lento, se sigue fumando y haciendo otras barbaridades. El amor malo para con nosotros es el instinto de auto-destrucción, muchas veces por traer con nosotros un gran sentimiento de culpa o inferioridad, y utiliza medios como el alcohol, las drogas, el mal uso del sexo y sus aberraciones. La sensualidad enfermiza. Cuando comemos a reventar, llenando nuestro cuerpo de grasas y toxinas. Cuando nos destruimos por dentro, con pensamientos pesimistas, victimistas, degradantes, que enferman el organismo. Cuando, en general, no le cuidamos, pensando que de algo hay que morir, pero cuando esa hora llega, la agonía y la angustia nos sobrepasan y sentimos arrepentimiento de aquello que hicimos mal con nuestro cuerpo.

El amor bueno hacia nosotros mismos es aquel que, sabiendo que este cuerpo no nos pertenece, lo cuidamos lo mejor que podemos. Es el que aprendió de la Ciencia que nuestra mente puede enfermar el organismo, somatizándolo en diversas enfermedades, y cuida de tener en orden su casa mental; se esfuerza en tener buenos pensamientos, una vida ordenada y sana. El amor bueno para con nosotros mismos, es el respeto que nos debemos, para poder respetar a los otros; es la lucha por vencer los miedos; es la necesidad de ser auténticos, mostrando, no lo que queremos que los demás vean en nosotros, sino lo que somos en

realidad. El amor bueno es aprender a querernos más, y nos queremos más, cuando sabemos más de nosotros y, al aceptarnos como somos, buscamos la forma de superarnos.

**************

HISTORIA

“Un hombre iba andando por un camino pedregoso, con los pies cansados y heridos. Atravesaba un bosque inmenso, perdido en un lugar remoto. Hasta allí iba a llegar, porque tenía una pregunta muy importante que hacerle al hombre más sabio de aquellas tierras. Una vez que lo encontró, él sabio lo miro a los ojos y le dijo: siéntate hijo mío, sé que estás cansado, hambriento y sediento…Pero – dijo el caminante -, necesito hacerle una pregunta.

No te preocupes, hay tiempo para todo, ahora tienes que calmar tus necesidades físicas, luego hablaremos – Pero el caminante estaba ansioso por consultar al sabio, y no le importaba no comer ni beber. El sabio, percibiendo su angustia, le dijo: ¿crees que lo que me vas a preguntar es tan importante que el mundo se pueda desvanecer, y no tengamos unos minutos para rehacer tus fuerzas, antes de recibir lo que tú crees que yo te sabré decir? Con poco convencimiento, comió y bebió rápido, casi atragantándose, porque la ansiedad lo devoraba.

Bien, le dijo el sabio, cuéntame tu problema. El caminante hablaba a borbotones, lamentándose de su mala suerte, pero el sabio, por ser sabio, lo escuchaba con calma prestando atención a todas sus palabras. El caminante le dijo: necesito encontrar a alguien que me ame, necesito encontrar el amor. Llevo años caminando buscándolo, sin encontrarlo; ¿por qué soy tan desdichado? ¿Por qué Dios no me permite ser amado? Estoy solo porque nadie me ama. El sabio cerro lo ojos unos instantes y los abrió para mirarle fijamente, y después le respondió con mucha calma, con mucho amor en sus palabras: Hijo mío, hay un Ser inmensamente Bueno y Justo que te ama: es Dios. Has dado muchas vueltas y has gastado mucho tiempo y energías buscando lo que no está fuera, sino dentro de ti. El amor esta en nosotros, a nosotros nos cabe despertarlo, porque amándonos a nosotros mismos, sabremos y podremos amar a los demás, sino, ¿de qué forma sabríamos lo qué es el amor, sino lo reconocemos en nosotros? Busca dentro de ti, encuentra el amor que hay en ti, despiertalo y dalo a tus semejantes; sin esperar ser amado, pero te sentirás el ser más feliz del mundo, porque recibirás en la medida de lo que des de ese amor tuyo.”

Las consecuencias del buen amor y del mal amor, las comprenderemos, si reflexionamos seriamente sobre qué clase de amor sentimos o demostramos. El buen Amor viene de Dios, el mal amor, es la consecuencia de nuestra inferioridad, pero todo se puede cambiar y mejorar. Todo es imponernos la disciplina de amarnos y amar a los demás, ¡pero de verdad!

Isy

SIEMPRE HABRA UNA LUZ

No importa el camino que transites siempre habrá una luz, que aclarará tu sendero hacia el futuro y dará calor a tu alma.

En la derrota siempre aparecerá la luz de la humildad.

En la tristeza siempre estará la luz de la esperanza.

En los problemas siempre brillará la luz de la verdad.

En la soledad siempre emergerá la luz del coraje.

En la enfermedad siempre te acompañará la luz de la fe.

En los conflictos siempre hallaras la luz de la comprensión.

En los males del hombre encontraras la luz del aprendizaje.

En tu vida en la tierra encontrarás la luz de la experiencia.

En cada obstáculo encontrarás la luz de la oportunidad.

En la oscuridad siempre encontrarás la luz del conocimiento.

En la duda busca la luz de tu conciencia.

En las acciones de los hombres busca la luz del ejemplo.

En la búsqueda la justicia y en el error te acompañara la luz de la reencarnación.

En las limitaciones del hombre buscarás la luz del espíritu.

Y cuando todas las luces se apaguen o no encuentres ninguna, siempre estará luz de Dios, que nunca se aparta, disminuye ni se aleja.

Nunca camines sin buscar o encender una luz.

Recuerda que tu corazón se enciende con cada virtud.

Confía que en tus manos vive la luz del trabajo.

Nunca abandones la oportunidad de encender la luz del sacrificio y del ejemplo para guiar a otros.

Nunca olvides que DIOS envía la dificultad, pero a su lado la enseñanza.

Nunca pienses que Dios creó caminos de oscuridad, son nuestros ojos los que nos engañan.

Nunca abandones la luz de la unión y de la calma, pues son destellos poderosos en el camino.

Toda luz que se enciende, nunca se apaga, sino que cada día se engrandece y acompaña al espíritu en todos sus caminos.

Todos somos una luz, y cuando dejamos apagar nuestro corazón es un destello menos en la vida de todos los que nos acompañan.

Bendito Dios y bendito el camino que has escogido para mí.

LUCHA INTERIOR

lucha interiorExiste una permanente lucha interior, cuando el hombre se decide por abrazar la vida noble.

Como dos ejércitos en furia, en el campo mental, surgen constantes enfrentamientos.

Los guerreros habituales – el egoísmo, el orgullo, la violencia y la ambición – intentan superar a los nuevos combatientes – el amor al prójimo, la humildad, la pacificación y la renuncia.

El individuo se siente dividido y angustiado. En ese terreno áspero brilla la luz de esa inspiración superior, que la aclara el alma y lo estimula a insistir en los propósitos elevados.

Prosigue en las luchas de la vida y no desistas en tus esfuerzos nobles. Cada día de resistencia representa una victoria hasta el momento de la gloria total.

Joanna de Ángelis- Vida Feliz

EL PERDON

Nueva imagen (2)El perdón no es aquel  acto misericordioso con el otro de liberarlo de la culpa, como nosotros creemos. La ilusión nos hace buscar un culpable allá afuera  El perdón aunque parezca una acción dirigida hacia el exterior,  es una liberación de las ataduras con nuestros recuerdos. Perdonando  nos liberamos  de las memorias de dolor y rompemos los cordones invisibles que nos atan a las situaciones, personas y cosas del pasado.

Cuando  le negamos el perdón a alguien por todo el daño  que nos ha causado, no somos libres, estamos cargados, llevamos un moral a cuestas…  y ese peso poco a poco nos roba la energía. Creemos que con nuestro resentimiento estamos castigando al otro pero  únicamente nos dañamos a nosotros.

No existe nada allá  afuera, el otro es una proyección de nuestra culpa por habernos creído lo que  nos dijo o hizo. No asumimos que nadie nos hace nada, nosotros permitimos, nosotros creamos con nuestras creencias, nosotros manipulamos la realidad sin percatarnos de ello. Nosotros nos creamos el sufrimiento, nadie allá afuera tiene el poder si tú no lo permites. Nadie puede ingresar en tu mundo interior.

Durante la vida creamos lazos invisibles con las personas y nos unimos con quienes encajan exactamente en el modelo mental que necesitamos para desempeñar nuestro rol acorde con nuestras creencias.Nueva imagen (3)

En las situaciones que se nos presentan en la vida, fueron creadas por nuestro
subconsciente, donde yace la información de toda nuestra existencia, de nuestros ancestros y del inconsciente colectivo.

El acto de perdonar no resulta fácil porque de veras nos creemos victimas, y por lo tanto proyectamos nuestro malestar en el otro o en la situación. Es una ilusión creer que las cosas simplemente nos suceden, porque  no hay una correlación en el tiempo desde el momento en que pensamos algo y su manifestación.

Leer mas….

Cuando asumimos realmente que nosotros somos los creadores, el resentimiento se desvanece como una pompa de jabón.

Resulta difícil e inverosímil creer que nosotros mismos nos creamos tantas situaciones dolorosas Todos nuestros pensamientos tienen el poder de materializarse incluso aquellos pensamientos fugaces que pasan por nuestra mente o han pasado en algún momento sin ni siquiera percatarnos. Estamos acostumbrados  a evitar el auto observarnos, y no nos acordamos en que pusimos nuestra atención. Pasamos por la vida evadiéndonos y sin darnos cuenta nos convertimos en aquello que pensamos y hacemos que nuestras experiencias vividas nos den la razón entonces  nos ocurre todo aquello que creemos porque lo creamos. Cosechamos todo lo que sembramos.

Cuando perdonamos  la energía atascada asociada con hechos relacionados con otros es liberada, nuestros sentimientos y emociones cambian y nosotros somos los beneficiados. Nuestro entorno también se ve afectado. Todo lo que le hacemos al otro nos lo estamos haciendo a nosotros, y todo lo que nos hacemos tiene el poder de transformar nuestro entorno.

El perdón lo transforma todo, alza la vibración de tu energía  de un estado de amargura y aislamiento a un nivel de paz y unión, y te acerca a estar en sintonía con el universo y con la máxima expresión del amor.

Toma conciencia que tú eres el creador y permítete optar por vivir en paz. Puedes hacer una revisión de quién te ha lastimado y decide cortar el cordón con la situación, la persona o la cosa y asume la responsabilidad que todo ese dolor  que está dentro de ti solo tú te lo  infringes y tu lo ocasionaste. Todo se reduce a unas creencias, a unas memorias, a unos pensamientos….y  todo esto se puede cambiar.

¿Tienes  aun resentimientos con tu familia por la manera que te criaron? Cada ser humano toma la decisión de cómo reaccionar ante una misma situación, algunos son afectados, y otros no, las experiencias de tu vida tu decisdistes experimentarlas… ¿Tu pareja  o tus relaciones te han ocasionado dolor? Tu decidistes creer y crear esa situación, y si aun te perturba, tu la mantienes viva en tus memorias., porque solo tu decides la experiencia que quieres vivir.

No hay nada afuera. Tú tienes la llave de esa prisión. Tú eres el carcelero.

Puedes dejar salir aquello que tú creaste. Puedes desatar el nudo y  amar otra vez tan solo necesitas tomar consciencia que  solo TE PERDONAS A TI, por haber juzgado, por haber sufrido, por haber creído todo lo que está dentro de tus memorias  y   al perdonarte  te estás cuidando , te estás amando y te estás sanando. Es a ti a quien tienes que perdonar, tan solo asume esa responsabilidad, de que todo daño causado, eres tú que te lo has ocasionado  y déjalo ir…

“En tanto que entidad consciente, el ser humano se sitúa en la frontera del mundo inferior y del mundo superior. Si no está vigilante, las fuerzas oscuras lo atraen para triturarle y devorarle; y una vez devorado, lo rechazan, y no queda de él mas que residuos Mientras que si se deja atraer, absorber por las fuerzas del mundo superior, todo se ilumina en él, y se convierte en un foco de corrientes luminosas, poderosas, benéficas.
Pero de la misma manera que debe esforzarse por escapar a la atracción del mundo inferior, el ser humano no debe tampoco abandonarse completamente a la atracción del mundo superior. Tiene por misión trabajar en la tierra con los medios del Cielo, y para ello, debe encontrar la forma de mantener el equilibrio entre la tierra y el Cielo, la materia y el espíritu. No debe descuidar los deberes de la tierra, ya que se encuentra en ella. Si rompe este equilibrio, es posible que viva en la inmensidad, en la luz, pero no habrá cumplido su misión.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensar

El pensamiento es nuestra capacidad creativa en acción. En cualquier tiempo, es muy importante no olvidarnos de eso.

democrito_pensandoLa idea forma la condición; la condición produce el efecto; el efecto crea el destino.
Su vida será siempre lo que usted esté mentalizando constantemente. En razón de eso, cualquier cambio real en sus caminos, vendrá únicamente del cambio de sus pensamientos.

Imagine su existencia como desea deba ser y, trabajando en esa línea de ideas, observará que el tiempo le trata las realizaciones esperadas.
Las leyes del destino cargaran de vuelta a usted todo aquello que usted piense. En esta verdad, encontramos todo lo que se relacione con nosotros, tanto en lo que se refiere al bien, como al mal.
Observe y verificará que usted mismo atrajo para su campo de influencia todo lo que usted posee, todo aquello que forma parte de su día a día.
Dios es Amor y no castiga a ninguna criatura. La propia criatura es la que se culpa y se corrige, ante los falsos conceptos que alimente con relación a Dios.
En nuestro interior la libertad de escoger es absoluta; después de la creación mental que nos pertenece, es que nos reconocemos naturalmente sujetos a ella.
El Bien Eterno es la Ley Suprema; manténgase en el bien a todo y a todos y la vida se le convertirá en fuente de bendiciones.

A través de los principios mentales que nos rigen, de todo aquello que nosotros demos a los otros, recibiremos de los otros centuplicadamente.

Por el Espíritu André Luiz – Del libro: Respuestas de la Vida, Médium: Francisco Cándido Xavier.

Centro Espírita Caminhos de Luz-Pedreira-SP

Perdonar

El perdón no es aquel  acto misericordioso con el otro de liberarlo de la culpa, como nosotros creemos. La ilusión nos hace buscar un culpable allá afuera  El perdón aunque parezca una acción dirigida hacia el exterior,  es una liberación de las ataduras con nuestros recuerdos. Perdonando  nos liberamos  de las memorias de dolor y rompemos los cordones invisibles que nos atan a las situaciones, personas y cosas del pasado.

Perdon

Cuando  le negamos el perdón a alguien por todo el daño  que nos ha causado, no somos libres, estamos cargados, llevamos un moral a cuestas…  y ese peso poco a poco nos roba la energía. Creemos que con nuestro resentimiento estamos castigando al otro pero  únicamente nos dañamos a nosotros.

No existe nada allá  afuera, el otro es una proyección de nuestra culpa por habernos creído lo que  nos dijo o hizo. No asumimos que nadie nos hace nada, nosotros permitimos, nosotros creamos con nuestras creencias, nosotros manipulamos la realidad sin percatarnos de ello. Nosotros nos creamos el sufrimiento, nadie allá afuera tiene el poder si tú no lo permites. Nadie puede ingresar en tu mundo interior.

Durante la vida creamos lazos invisibles con las personas y nos unimos con quienes encajan exactamente en el modelo mental que necesitamos para desempeñar nuestro rol acorde con nuestras creencias.

Las situaciones que se nos presentan en la vida, fueron creadas por nuestro subconsciente, donde yace la información de toda nuestra existencia, de nuestros ancestros y del inconsciente colectivo.

Leer mas….

El acto de perdonar no resulta fácil porque de veras nos creemos victimas, y por lo tanto proyectamos nuestro malestar en el otro o en la situación. Es una ilusión creer que las cosas simplemente nos suceden, porque no hay una correlación en el tiempo desde el momento en que pensamos algo y su manifestación.                             Cuando asumimos realmente que nosotros somos los creadores, el resentimiento se desvanece como una pompa de jabón.                                                                                                                                                             Resulta difícil e inverosímil creer que nosotros mismos nos creamos tantas situaciones dolorosas Todos nuestros pensamientos tienen el poder de materializarse incluso aquellos pensamientos fugaces que pasan por nuestra mente o han pasado en algún momento sin ni siquiera percatarnos. Estamos acostumbrados a evitar el auto observarnos, y no nos acordamos en que pusimos nuestra atención. Pasamos por la vida evadiéndonos y sin darnos cuenta nos convertimos en aquello que pensamos y hacemos que nuestras experiencias vividas nos den la razón entonces nos ocurre todo aquello que creemos porque lo creamos. Cosechamos todo lo que sembramos.                                                                                                                                                                           Cuando perdonamos la energía atascada asociada con hechos relacionados con otros es liberada, nuestros sentimientos y emociones cambian y nosotros somos los beneficiados. Nuestro entorno también se ve afectado. Todo lo que le hacemos al otro nos lo estamos haciendo a nosotros, y todo lo que nos hacemos tiene el poder de transformar nuestro entorno. El perdón lo transforma todo, alza la vibración de tu energía de un estado de amargura y aislamiento a un nivel de paz y unión, y te acerca a estar en sintonía con el universo y con la máxima expresión del amor.     Toma conciencia que tú eres el creador y permítete optar por vivir en paz. Puedes hacer una revisión de quién te ha lastimado y decide cortar el cordón con la situación, la persona o la cosa y asume la responsabilidad que todo ese dolor que está dentro de ti solo tú te lo infringes y tu lo ocasionaste. Todo se reduce a unas creencias, a unas memorias, a unos pensamientos….y todo esto se puede cambiar. ¿Tienes aun resentimientos con tu familia por la manera que te criaron? Cada ser humano toma la decisión de cómo reaccionar ante una misma situación, algunos son afectados, y otros no, las experiencias de tu vida tu decidisteis experimentarlas… ¿Tu pareja o tus relaciones te han ocasionado dolor? Tu decidisteis creer y crear esa situación, y si aun te perturba, tu la mantienes viva en tus memorias., porque solo tu decides la experiencia que quieres vivir.                                                                                                                                                   No hay nada afuera. Tú tienes la llave de esa prisión. Tú eres el carcelero.                                       Puedes dejar salir aquello que tú creaste. Puedes desatar el nudo y amar otra vez tan solo necesitas tomar consciencia que solo TE PERDONAS A TI, por haber juzgado, por haber sufrido, por haber creído todo lo que está dentro de tus memorias y al perdonarte te estás cuidando , te estás amando y te estás sanando. Es a ti a quien tienes que perdonar, tan solo asume esa responsabilidad, de que todo daño causado, eres tú que te lo has ocasionado y déjalo ir…

Meditación

Naciste en el hogar que necesitabas,
Vestiste el cuerpo físico que merecías,
Vives donde Dios mejor te proporcionó,
De acuerdo con tu adelantamiento.
 
Posees los recursos financieros coherentes
A tus necesidades, ni más, ni menos,
Sino lo justo para tus luchas terrenas.
 
Tu ambiente de trabajo es lo que elegiste
Espontáneamente para tú realización.
Tus parientes, amigos son las almas que atrajiste,
Con tu propia afinidad.
Por tanto, tu destino está constantemente
Bajo tu control.

Leer mas….

Tú escoges, recoges, eliges, atraes,
Buscas, expulsas, modificas todo aquello
Que te rodea la existencia.
Tus pensamientos y voluntad son la llave
de tus actos y actitudes…
 
Son la fuente de atracción y repulsión
en tu jornada vivida.
 
No te quejes ni te hagas  la víctima.
Antes de todo, analiza y observa…
El cambio está en tus manos.
 
Buscas el bien y vivirás mejor.
Aunque nadie pueda volver atrás y hacer
un nuevo comienzo,
 
Cualquiera puede Comenzar ahora y hacer
un Nuevo fin.
 
Chico Xavier

Juan de la Cruz

Cuando la paz de un muerto se perturba, por la llamada de un vivo que le añora;
Surge un pensamiento altivo que el tiempo libera…
Y comunican muerto y vivo, como si vivos estuvieran, porque vivos están quienes se aman y se recuerdan.
Y no hay tiempo, ni distancia, ni luz ni obscuridad que separe de infinito a quien en lo que llamamos vida conoció.
Y más libres aún, vivo y muerto están, si en vida conocieron, el sentimiento que une, sin tiempo y sin distancia, sin vida y sin muerte.
Porque todo, Vida, Muerte, Distancia, y Luz es el AMOR.

Ego

 

Pensam

 

 

 

 

 

 

Pensamientos Buda

La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión

  Buda (Siddhartha Gautama)

A riqueza consiste bem mais no desfrute que na posse 

Buda (Siddhartha Gautama)

Nuestros Pensamientos

pensamijorge_001