Enseñanzas Fundamentales

  • Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas. Es eterno, inmutable, inmaterial, único, omnipotente, soberanamente justo y bueno.
  • El Universo es creación de Dios. Abarca todo racional y lo irracional, animados e inanimados, materiales e inmateriales.
  • Además del mundo corporal, morada de los Espíritus encarnados, que son los seres humanos, hay un mundo espiritual, morada de los Espíritus no encarnados.
  • En el Universo hay otros mundos habitados por seres de diferentes grados evolutivos: iguales, más o menos evolucionados que los hombres.
  • Todas las leyes de la Naturaleza son leyes divinas, puesto que Dios es su autor. Cubre tanto las leyes físicas y las leyes morales.
  • El hombre es un Espíritu encarnado en un cuerpo material. El periespíritu es el cuerpo semi-material que une el Espíritu al cuerpo material.
  • Espíritus son los seres inteligentes de la creación. Constituyen el mundo de los espíritus, que preexiste y sobrevive a todo.
  • Espíritus son creados simples e ignorantes. Evolucionan, intelectual y moralmente, pasando de un menor a un orden superior, a la perfección, cuando gozan de inalterable felicidad.
  • Los Espíritus mantienen su individualidad, antes, durante y después de cada encarnación.
  • Los Espíritus reencarnan tantas veces como sea necesario para su progreso espiritual.
  • Los Espíritus evolucionan siempre. En sus múltiples existencias físicas son estacionarias, pero nunca retroceden. La rapidez de su progreso intelectual y moral depende de los esfuerzos que hacemos para alcanzar la perfección.
  • Los Espíritus pertenecen a diferentes órdenes de acuerdo con el grado de perfección que hayan alcanzado: Espíritus Puros, que han llegado a la máxima perfección; Los buenos espíritus, en la que el deseo del bien es predominante; Espíritus Imperfectos, caracterizados por la ignorancia, los malos deseos y las pasiones más bajas.
  • Las relaciones de los Espíritus con los hombres son constantes, y han existido siempre. Espíritus buenos nos inducen al bien, nos sustentan en las pruebas de la vida y nos ayudan a soportarlas con coraje y resignación. Los imperfectos nos inducen al error.
  • Jesús es el guía y modelo para toda la Humanidad. Y la Doctrina que enseñó y ejemplificó es la expresión más pura de la ley de Dios.
  • La moral de Cristo, contenida en los Evangelios, es la guía para la evolución segura de todos los hombres, y su práctica es la solución a todos los problemas humanos y el objetivo que debe dirigirse la Humanidad.
  • El hombre tiene el libre albedrío para actuar, sino responder por las consecuencias de sus acciones.
  • La vida futura reserva a los hombres penas y gozos compatibles con el respeto o no la ley de Dios.
  • La oración es un acto de adoración a Dios. ¿Es la ley natural y es el resultado de un sentimiento innato en el hombre, como es la idea innata de la existencia del Creador.
  • La oración hace que el mejor hombre. El que ora con fervor y confianza es más fuerte contra las tentaciones del mal, y Dios envía a los buenos Espíritus para ayudarle. Esta ayuda nunca le negaría cuando es pedido con sinceridad.